AMProS inició los cursos de Capacitación sobre Reanimación Cardio Pulmonar (RCP)
En Argentina, el Infarto Agudo de Miocardio (IAM) produce anualmente 15.272 muertes (2011), de las cuales 5.606 se producen en personas menores de 70 años. El paro cardiorespiratorio es responsable de más del 60% de las muertes de adultos por enfermedad coronaria.
AMProS
Viernes 06 de Octubre de 2017

Con el objetivo de lograr la toma de conciencia en cuanto a que las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte en nuestro país, expresando en 2011 el 33% del total de las muertes (236 muertes cada 100.000 habitantes) y 13% de los años de vida potencialmente perdidos, AMProS realizó ayer a las 11 en sus instalaciones de 25 de Mayo 890 de Dorrego y en forma gratuita, el primer curso de Capacitación sobre Reanimación Cardio Pulmonar (RCP).

Fue dictado por el doctor Sergio Bomparola, quien en forma sencilla y didáctica, propuso herramientas para que ante una situación de esta naturaleza, cualquier individuo pueda brindar asistencia a quien lo necesite. “Con la RCP más de un 40% de los pacientes asistidos tienen posibilidades de sobrevivir al paro cardiorespiratorio”.

La licenciada Silvia Cadelago, prosecretaria de Afiliación Profesional, sostuvo que "en esta oportunidad, la capacitación fue destinada a los miembros de Comisión Ejecutiva, administrativos y personal de la institución. Iremos extendiendo el objetivo de brindarlo a delegados y afiliados”.

En Argentina, el Infarto Agudo de Miocardio (IAM) produce anualmente 15.272 muertes (2011), de las cuales 5.606 se producen en personas menores de 70 años. El paro cardiorespiratorio es responsable de más del 60% de las muertes de adultos por enfermedad coronaria.

En este sentido, para ayudar a una eventual víctima de un paro cardiorespiratorio, es fundamental respetar la "cadena de vida".

1) Descartar la existencia de algún riesgo evidente al acercarse a la víctima (choque eléctrico, intoxicación por gases, vehículos circulando, violencia, etc.) En el caso de existir, se debe esperar a que actúe personal especializado sobre el peligro.

2) Evaluar el estado de conciencia de la víctima. Tomar a la persona de los hombros y con una leve sacudida mirar si respira normalmente y preguntarle en voz alta: ¿Me escucha? ¿Qué le pasa?

3) Llamar al número de emergencias médicas local, para pedir una ambulancia o solicitar ayuda a la policía. Averiguar si el lugar cuenta con un desfibrilador externo automático (DEA).

4) Comenzar con las maniobras básicas de RCP en cadena; es decir, que nunca el paciente deje de recibir asistencia.

- La víctima debe estar boca arriba y sobre una superficie dura (piso o tabla) e iniciar de inmediato las maniobras de compresión.

- Para realizar las maniobras de compresión: colocar el talón de una mano y luego la otra mano encima, entrelazando los dedos, en el centro del esternón, entre los pezones. Si se cuenta con el DEA utilizarlo desde este momento.

- Adoptar una postura erguida, los hombros deben estar alineados encima del esterón de la víctima; con las manos aplicar presión cargando el peso del cuerpo sobre los brazos rectos de manera que el esternón baje 5 centímetros.

- Realizar compresiones a un ritmo rápido y sostenido de alrededor de entre 100 y 120 por minuto; hasta que llegue la asistencia médica. Es de vital importancia, que entre varias personas colaboren, incluso hasta que el desfibrilador pueda ponerse en marcha.

Ultimas noticias
AMProS Actualizar datos
AMProS Promo
AMProS Promo
AMProS Promo